Asociación Cultural Faceira

Resume Calechos d’iviernu 2018

El pasáu vienres, 23 de marzu, terminoron los Calechos d’iviernu de 2018. Por segunda vez, y tres la buena esperiencia del añu pasáu, la edición d’aguaño foi entamada pola Asociación Faceira conxuntamente col Ayuntamientu de Llión, dando continuidá, asina, a esta serie de conferencias añales sobro cousinas d’eiquí.

Dende Faceira pareznos que dúas palabras sirven pa facer el sou resume: éxitu total. Éxitu pol nivel de las conferencias, pola asistencia de públicu y, sobro todo, pola súa participación. De xeitu xeneral, hai qu’encalcar el sustacial incrementu d’asistentes, que pasoron de las 135 personas en 2017, a las 175 que s’alcanzoron nas sesiones de 2018, lo cual supón un incrementu de dalgo más del 30% respetive al añu pasáu. Esto parez significar que’l ciclu va asentándose cumo una actividá cultural del gustu de los llioneses, polo cual creyemos qu’estamos de norabuena, y esu a pesar de que’l tiempu nun acompañóu varios de los días. Outramiente, y respetive al númaru de xente, convién señalar que la distribución nas charlas nun foi constante, y que foron los temas lingüísticos y identitarios los que mayor intéres espertoron entre’l públicu, dalgo de lo que deberían tomar buena nota las alministraciones.

Cona sala chena dafeitu (63 personas), Christian Fernández Chapman falóu sobro la diglosia y el conflictu lingüisticu no territoriu llionés. Amás de poner enriba la mesa la problemática de la total desproteción de la nuesa llengua por parte de la alministración, punxo de manifiestu tamién los poucos estudios que hai sobro la materia. Tres nomar dalgunos casos d’antaño, centróuse n’exemplos actuales, cumo la recien problemática xurdida en Cabriera colos carteles bilingües que recueyen la toponimia tradicional de los puebros. Ye una tristura que seyan prácticamente inesistentes los trabayos científicos empuntiaos a ofrecer un meyor conocimientu de la realidá lingüística llionesa güei, dalgo que debería cuidase especialmente dende la máxima institución académica llionesa, la Universidá, na cual deberían estar faciéndose más trabayos d’investigación dirixíos nesti sen, antias de que seya demasiáu tarde. El públicu, que participóu mui activamente no debate establecíu despuéis de la intervención de Fernández Chapman, manifestóu conos sous aplausos el sou gustu cono dichu.

Tamién con una mui buena entrada (50 personas), Alberto Flecha Pérez texíu l’historia del rexonalismu llionés nos sieglos XVIII y XIX. Despuéis de facer un repasu de lo que comportaba’l conceptu de «Llión» dende’l puntu de vista xeográficu, de l’antigüedá hasta’l entamu de la edá contemporania, Flecha insistíu no imporante papel xugáu pola «Junta de León» tres la invasión francesa, asina cumo no sou carácer soberanu y revolucionariu, al oponese al antiguo réxime. Más tarde detúvose na visión idealizada y romántica d’España cumo «nación única», que foi xestada a lo llargu del sieglu XIX, y dientro de la cual xurdieron obras cumo la de Modesto Lafuente, todo un fitu nesti xeitu de pensamientu. Recoyía esta ideya polos lliberales moderaos, dalgunos estudios afitaos na prensa de la época aseguran que n’estas fechas el conceptu de lo llionés foi reduciéndose a la provincia de Llión, yá que’n Salamanca y en Zamora nun había una reconociencia con esi sentimientu, lo cual sirve-y a Flecha pa cuestionar el modelo rexonal basáu no modelu de las trés provincias. A lo cabeiru de la charla, Flecha abordóu la identificación del movimientu rexonalista cona provincia llionesa, una reivindicación que bien ceo tuvo un carácter popular. Asina, tres la Revolución de 1843, Llión sofríu una dura represión, de la cual xurdíu todo un discursu victimista que se caltién casi todo’l XIX. Despuéis Flecha tratóu’l Manifiestu de 1873, respuesta provincial a la non reconocencia de Llión cumo territoriu estremáu de Castiella, dientro del proyectu de Constitución d’una República Federal durante la Primer República: ye la primer manifestación rexonalista cumo tal. Enreizáu nún discursu esistencialista y historicista establecíu na Restauración, el Novenu Centenariu de los Fueros de Llión, celebráu’n 1920 con gran esplegue simbólicu, marca’l principiu d’una corriente que vincula la provincia de Llión col antiguu Reinu. La tertulia y las intervenciones últimas estuvieron bien animadas.

A pesar de lo interesante de la propuesta, parez que siguimos viviendo nún país onde la música nun ocupa’l llugar que se merez. La conferencia de Carlos Huerta, «El Solito Trovador», sobro la tradición y la creación musical aguaño, foi la menos visitada, con solo 27 personas. Decímoslo con tristura porque, amás de lo prestosu de oyir cantares tan guapos, dalgunos en llionés, Huerta esplicóu, d’un xeitu nidiu, la conexón entre las suas composiciones y los nuesos sones tradicionales. Outramiente, merecen citase los sous interesantes comentarios sobro la sua esperiencia personal respective a cúmo s’averóu él a la cultura llionesa, asina cumo’l sou propiu procesu de tresformación. En realidá, lo dichu por Huerta, coincide y reflexa perfectamente’l fenómenu d’aculturación y’l sentimientu de vergoña hacia lo llionés esperimentáu por bien de xente entre las xeneraciones más mozas.

.

Zarróu la serie Andrés Menéndez Blanco, que falóu sobro los restos de la conquista romana del Noroeste ibéricu no paisaxe llionés, mostrando al públicu, que chegóu a las 35 personas, las técnicas arqueolóxicas actuales pa afallar cuadraos, sucos y clavículas. Lluegu, Menéndez enseñóu pa qué sirve atopar estas buelgas, trazando dalgunas rutas de conquista, pero encalcando que, no casu de la provincia de Llión, quedan zonas grandonas ensin evidencias arqueolóxicas, lo cual enxanca’l establecimientu de vías d’usu romanu. Nuevamente, la xente arrincóuse animadamente a comentar varios cousas de las tratadas.

Numás nos resta dar las gracias a tódolos conferenciantes y a tódolos asistentes a las charlas, naguando porque fueran del sou interés y convidándo-ys, al mesmu tiempu, a que sigan siendonos fieles na prósima edición, que yá estamos entamando.

Hasta’l prósimu añu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *