entradas destacadas

La nuesa Fauna

Faceira-animales

A la urraca en León —y no sólo en las zonas que conservan mejor su habla autóctona— se le conoce como pega, y a los patos, como curros o lavancos/llavancos. Y dependiendo de las comarcas, ahí están el xabaril (jabalí), la curuxa (lechuza), el melandru (tejón)… Con varios de esos nombres, las asociaciones Faceira, Furmientu y El Teixu han diseñado un cartel con nombres de animales en leonés que repartirán, gratuitamente, por varios lugares de las provincias de León y Zamora y que hoy presentarán en la IV Xornada de Patrimoniu Llingüísticu y Cultural, cita que desde las 13.00 llenará de música y conferencias el ayuntamiento cepedano de Villamejil.

«Nuestra idea es pisar todas las comarcas leonesas —explicó al Diario Abel Aparicio, de Faceira—. En la primera edición estuvimos en Astorga, en la segunda en León capital y en la tercera en Villablino. En esta cuarta cita elegimos la Cepeda, fuente de escritores en leonés como Caitanu Álvarez Bardón, Gurmensindo García Cabeza, Amando Álvarez Cabeza y Germán Suárez Blanco. Me gustaría destacar el libro La Cepeda y su dialecto, publicado por la Asociación Cultural Rey Ordoño I, con la que trabajamos mano a mano para poder estar hoy en Villamejil hablando sobre y en llionés».

En cuanto a la situación actual del leonés en la Cepeda, Aparicio responde que es «la misma que en casi todas las zonas donde se mantiene viva esta lengua: es la gente mayor su principal mantenedora. Un buen ejemplo lo tenemos en Villarmeriel, donde varios de los vecinos a los que encuestamos demostraron usar el leonés de una forma habitual. El problema está en que la trasmisión de padres a hijos, y de estos a sus nietos, no se hizo, muchas veces por vergüenza; pero también es verdad que estamos observando un interés, cada vez mayor, de la gente joven por esta lengua. De ellos, en realidad, depende que el río no deje de sonar».

Y con respecto al hecho de que prácticamente ninguna institución realice actividades de difusión o mantenimiento lingüístico en ninguna comarca leonesa, responde este escritor que Faceira «es una asociación que funciona con los fondos y la ilusión de sus socios, pero entendemos que es a las instituciones públicas a las que corresponde proporcionar este servicio. En Faceira hemos publicado varios libros y podemos dar fe de que la demanda va en aumento».

«Son, pues, ayuntamientos, diputaciones y Junta, en última instancia, quienes deben promover las acciones necesarias para el mantenimiento, uso y promoción del leonés, tal y como reza el actual estatuto de autonomía —reflexionó—. Y quiero destacar que la partida presupuestaria de la Junta en esta materia es de cero euros, al mismo tiempo que destinan importantes cantidades de dinero público a fundaciones privadas. Vemos que en Asturias y en la Tierra de Miranda esta lengua va ganando peso, debido en gran parte a la labor de sus instituciones, mientras aquí prefieren mirar para otro lado. Pero si jornadas como las de hoy van a aumento, no les quedará más remedio que afrontar esta realidad».

Artículu orixinal  en  http://www.diariodeleon.es/noticias/que-leones-perviva-depende-gente-joven_906187.html