Asociación Cultural Faceira

Resume filandón cepedanu 2017

Sobre las 19:00, un nutrido grupo de personas pertenecientes en su mayoría a Brimeda, aunque otras llegadas de diversos puntos de la geografía leonesa como Bembibre, si dieron cita en el bar de la localidad cepedana para celebrar el III magostu cepedanu.

La primera parte constó de un magosto en el que se habló sobre el origen de los magostos, de los castaños, de los aguinaldos y un largo etcétera. Las vecinas y vecinos de Brimeda comentaron que el castaño es un árbol que no se da en Brimeda, pero que antiguamente sí se daba en el aguinaldo una castaña, dando a entender que en su tiempo sí los hubo.
Además de todo lo que rodea a la castaña, también salieron a la luz leyendas y tradiciones de este pueblo cepedano, contando con la animada conversación de las vecinas de más edad.
Al acabar el filandón, comenzó el reparto de castañas y bebida, donde un ambiente festivo hizo solicitar a los integrantes de Faceiera que el próximo año se repitiera este acto, que acabo sobre las 21:00

Resumen Magostu Sueros de Cepeda

El sábado 14 de noviembre la Asociación Faceira, en colaboración con la Junta Vecinal de Sueros de la Cepeda, organizó un magosto-filandón en esa localidad cepedana. A las 16 horas un grupo de vecinfilandon_Cepedaos, acompañado por los rapaces del pueblo, salió al monte a apañar las castañas con las que se haría el magosto. Unas dos horas más tarde se celebró en la Casa de Cultura una charla sobre el magosto y otras tradiciones, adoptando el formato de un filandón, dirigido por varios miembros de Faceira. Hubo una nutrida asistencia de gente de todas las edades, llegándose a contabilizar unas 60 personas en la sala. Aquí tenéis también un o momento del magosto

magosto1magosto2Een Sueros abundan los castaños, pero las gentes del lugar no guardan memoria de la celebración de magostos, ya que cada familia solía consumir las castañas en su propia casas. Sin embargo en el filandón los más mayores rememoraron la tradición del «Pan caliente, torta fría. Por el ánima de la tía Lucía», en la cual los mozos iban pidiendo viandas por las casas para organizar una fiesta en estas mismas fechas con hoguera incluida, es decir, un acto colectivo con productos de la tierra y con fuego, en lo que en definitiva, consta un magosto. Como suele ocurrir, se pasó del «aquí no se hacía eso» a sacar a relucir una tradición que consistía prácticamente en lo mismo pero sin darle un nombre concreto

Aquí podéis ver un video de uno de los momentos del Filandón.

Muchas gracias a todos los participantes, esperamos poder repetirlo en sucesivas ediciones.

 

Magostu cepedanu

Este año la Asociación Cultural Faceira se traslada a La Cepeda para celebrar su tradicional magosto, que ya alcanza la IV edición. Con la colaboración de la Junta Vecinal de Sueros de Cepeda se llevaran a cabo las diferentes actividades que abarcan un amplio abanico, que van desde una salida al monte para atropar castañas, una charla sobre los origines y la tradición del magosto, hasta el magosto propiamente dicho, regado con sidra dulce y acompañado por el grupo de música tradicional cepedana Aires de Perales.

Las actividades empezarán a las 16:00 con la ya mencionada salida a por castañas, siendo el punto de partida la casa de cultura, donde se desarrollarán los diferentes actos.

Magostu llionés

Cerca de La Cepeda (León / Llión)

Abel Aparicio

Este año tuve la suerte de poder participar en la revista La Cepeda, que todos los años publica la Asociación Cultural Rey Ordoño I de Villamejil (La Cepeda – León). Aquí tenéis mi colaboración y abajo, unas fotos de la ruta que hice en bici este fin de semana por La Cepeda con mi amigo Basilio, una circular de 40 kilómetros por el monte entre Riofrio, Ferreras, Morriondo, San Felíz de las Lavanderas y de nuevo a Riofrio. La cota máxima fueron 1.375 metros, en el límite entre las comarcas de La Cepeda y Omaña. Adelante:

En lo más profundo de mi libertad, reposa un  sentimiento que de vez en cuando despliega sus alas en las que se puede leer “si algún día me pierdo, buscadme, si queréis, en La Cepeda”. Di mis primeros pasos muy cerca de ella y pasé tardes mirando rio arriba, preguntándome de dónde venía esa agua. Quizás sea por eso – por la deuda que tenía con mis ansias de volar ya desde muy niño – que una parte de mí siempre estará en La Cepeda.

Me fui haciendo mayor y esa libertad me llevó a lo más alto, al Pozo Fierro, al Cueto San Bartolo, al mirador de San Feliz y hoy mismo al Cerro de Manzarnoso. Desde estos lugares, se puede ver a muchas de las mujeres que sacaron esta tierra adelante, con sus pañuelos negros y con las manos tan duras y a la vez tan suaves, que muchos hombres deberíamos leer las biografías que dejaron escritas en unallingua hoy demasiado maltratada; el sacrificio de los hombres bajando en bicicleta con kilómetros bajo cero hasta Astorga cada martes; a esos rapaces y rapazas que en las escuelas sembraban de vida cada pueblo; los rebaños que cruzaban La Cepeda por la cañada de la Vizana o de la Plata camino de Babia buscando las brañas donde pastar el verano; O ese camino que lleva Finisterre custodiado por la Orden de San Juan desde el cueto San Bartolo para bajar a Montealegre y de allí, a la vecina comarca del Bierzo.

Se ve todo eso, pero también me gustaría ver cuál es el camino para reinventarnos, que para mí, es lo que debemos hacer entre todos. Es difícil, pero en estos tiempos en los que cada día encontramos un argumento para abandonar, es cuando más erguidos debemos permanecer.  Uno de esos caminos puede ser la cultura, ya que cuanto más avanzado sea un pueblo, más posibilidades tiene de resurgir. Creo que hay que ponerse manos a la obra para dignificar el legado de los que ya no están.

Este verano me acerqué al cueto San Bartolo para ver la lluvia de estrellas y pensé que en La Cepeda las estrellas no están en el cielo, están abajo, pisando la tierra que les da vida. Es por eso, que siempre que tengo ganas de volar, aunque esté a miles de kilómetros, siempre estaré cerca de La Cepeda, ya que esta tierra me dio el impulso necesario para sentir, por primera vez, la libertad.

Riofrio-Ferreras-San Feliz-Riofrio (27)